La vuelta a las rutinas felinas

Después de las vacaciones, a todos nos cuesta volver a la rutina ¿Y a nuestros gatos?

 Nota: Agradezco que compartas este artículo, citando siempre su autoría al pie del artículo y el link original.

 

Después de las vacaciones, a todos nos cuesta volver a la rutina, sobre todo si hemos estado fuera de casa mucho tiempo. Los meses de vacaciones suelen ser también un poco estresantes para los animales, ya que pierden también sus rutinas, y en el caso de los gatos, esto a a la mayoría les afecta mucho.

También durante las vacaciones muchas veces pensamos en hacer cosas nuevas y decidimos ponerlas en marcha a la vuelta: nuevos proyectos, nuevos cursos de formación, quizás un cambio de casa o de país, que solemos empezar en Septiembre o en Enero.

Sabrás que los gatos son muy rutinarios, sobre todo si estableces un horario para darle comida húmeda o premios, juego o atención, siempre va a ser más puntual que un reloj a la hora de reclamar sus premios y atenciones.

 

¿Qué ha hecho tu gato mientras estabas fuera?

 

Estaba en una residencia felina

Habla con el personal de la residencia y que te cuente con detalle cómo ha vivido tu gato este tiempo en la residencia. Algunos lo pasan muy mal, otros se adaptan bien y no ocurre nada traumático. Si tu gato ha estado muy estresado allí, al volver a casa simplemente déjalo tranquilo y que se tome su tiempo para readaptarse y marcar todo de nuevo. A lo mejor lo ves muy asustado pese a estar en casa, no te preocupes y déjale espacio. Si ha estado muy estresado en la residencia, dale unos días con tranquilidad, sin agobiarle y dándole sus momentos de juego y premios, con toda normalidad.

 

Me lo han cuidado unos amigos o familiares en casa

En este caso tu gato estará menos estresado, las personas que han ido a verle te contarán cómo ha ido todo y quizás encuentres a tu gato poco receptivo al volver. Tendemos a pensar que se "enfadan" con nosotros por habernos ido, pero nada más lejos de la realidad. Cuando volvemos a casa y vemos a nuestro gato, solemos ser demasiado entusiastas y agobiantes en el saludo del reencuentro y en alguna ocasión el gato se siente presionado y lo solemos tomar como que está castigándonos por haberle dejado solo. ¡Los gatos no se enfadan ni castigan a las personas!

Hay gatos que tienen miedo a quedarse solos y cuando nos vamos de casa por más de un día, su única forma de llamar la atención para hacernos saber que se encuentra mal, es orinando o defecando fuera de la bandeja, por eso si tras las vacaciones volvemos a casa y encontramos esta situación, no regañemos al gato sino que entendamos que no le ha sentado muy bien quedarse solo tanto tiempo, y quizás tendríamos que encontrar una solución menos estresante para él. Normalmente esto suele ser puntual y sólo ocurre en una ocasión de este tipo. Si es un comportamiento constante ponte en contacto con un profesional para que te ayude a comprender a tu gato.

 

Los cambios de rutina

Si vas a empezar nuevas rutinas tras las vacaciones, intenta hacerlas poco a poco para adaptar a tu gato a ellas. Hay unos gatos más sensibles que otros. Mientras no les afecte a ellos en su entorno, no pasa nada. Los gatos deberían tener la comida puesta siempre para que ellos se la administren. Si por cualquier causa tu gato depende de ti para comer y tiene horarios para ello, que en un futuro próximo no vas a poder cumplir, procura no faltar en este horario o hazle una adaptación gradual a un nuevo horario para darle de comer (lo ideal es mínimo 3-4 veces al día).

Si tu gato está acostumbrado a estar contigo mucho tiempo, y ahora tienes un nuevo horario para trabajar o estudiar, y por ello va a quedarse solo más tiempo que antes, intenta fabricar algunos juguetes o juegos de estimulación mental. Estos juegos serán exclusivamente para cuando se quede solo, y se lo quitaremos cuando volvamos y podamos prestarles un poco de atención. Esto también vale si tu gato es muy activo y te despierta por las noches, y ante cualquier cambio de horario en el que tu gato esté muy activo y tú no estés disponible o en casa para jugar con él o prestarle atención.

Lo ideal son juegos en los que el gato pueda cazar y obtener su presa como recompensa. Las cajas de cartón son diversión asegurada, sobre todo si les hacemos agujeros y escondemos premios dentro. Los gatos se aburren siempre de tener los mismos juguetes, pongámosles cosas nuevas para que pueda cazar. Y si se lleva premio, ¡mucho mejor!

 

 

 

 

¡Horarios del amor felino!

Ya que nuestros gatos son tan rutinarios, les gusta tener horarios en los que recibir amor y atenciones por nuestra parte:

Dales algo de comida como premio que les guste mucho: comida húmeda, pollo o pescado en pequeña cantidad 1 o 2 veces al día siempre a la misma hora, independientemente de su comida habitual que la tiene siempre disponible. Intenta que sea un horario que puedas cumplir todos los días. Si lo haces a las 6 de la mañana porque te vas a trabajar, ten en cuenta que los gatos no distinguen los días que trabajas de los días en los que descansas, y ¡te despertarán a las 6 de la mañana de todos los días!

Juego: Si trabajas o estudias de día y llegas a casa tarde, ten en cuenta que lo normal es que tu gato pase el día durmiendo, y cuando vuelves a casa cansado, él está a tope de energía. Además es un animal nocturno. Si le dejas juegos para cuando esté solo, estará menos hiperactivo. Dale un poco de atención, juegos y ponle de comer algo rico antes de irte a dormir, incluso puedes dejarle otros juegos para que juegue por la noche.

 Otro tipo de horarios que a los gatos les suele encantar retomar contigo: cuando te duchas, les gusta estar ahí contigo. Cuando cocinas, sobre todo si siempre "cae" algo. Cuando es momento de relajarnos, el aprovechará para subirse encima de nosotros y con su motorcito ronroneador pasaremos un ratito de relax felino.

Las vacaciones rompen todas las rutinas, pero si las vuelves a realizar cuando vuelvas, el gato las seguirá de nuevo. Incluso si nunca las has hecho, puedes probar y verás cómo tu gato disfruta de estas rutinas porque siempre son positivas para él. Además esto te ayuda a ti a ser un poco más disciplinado y dedicarle atención a ciertas horas. En definitiva, ¡tendremos momentos inolvidables todos los días de dar y recibir amor gatuno!

 

Laura Trillo Carmona, Terapeuta Natural de Gatos y Comunicadora Felina

Terapia Felina

laura@terapiafelina.com / www.terapiafelina.com

Tratamiento del comportamiento de los gatos en Positivo y con Terapias Naturales. Cursos sobre Comportamiento Felino, Talleres de Flores de Bach para gatos, Cursos de Comunicación Felina, en toda España y online. Terapia a gatos con problemas y a sus personas, prevención de problemas de comportamiento, trabajando la relación entre el gato y su persona, la Etología Felina Espiritual, con el Corazón, Esencias Florales, Reiki, Comunicación Animal Entrespecies, Códigos de Luz, Registros Akáshicos, siempre desde el respeto y amor por el gato tal como es.

 

Licencia de Creative Commons
La vuelta a las rutinas felinas by Laura Trillo Carmona is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

¿Cómo elegir a mi gato?

¿Qué cosas tener en cuenta a la hora de adoptar un gato?

Leer artículo

Cómo tratar a un gato con miedo o tímido

Aprende cómo tratar a un gato desconocido o asustado. ¿Sabes que tu lenguaje corporal es lo que más asusta a un gato?

Leer artículo

¿Mi gato es bipolar?

¿Por qué mi gato tiene comportamientos opuestos? ¿es bipolar o hay algo que no entiendo?

Leer artículo

Sobre gatos que se comen la ropa o plásticos, ¡no es normal!

¿Tu gato traga objetos extraños, tejidos, cordones o plástico? ¡No es normal!

Leer artículo

Te acompañaré, te protegeré y te enseñaré a lo largo de todo tu camino. Te amaré, hagas lo que hagas, porque veo a través de tus ojos al Ser.

El Ser que habita tu cuerpo, es Amor. Te cuidaré y guiaré, como amigo, compañero y Maestro de Almas.

© Copyright 2013 Terapia Felina - Laura Trillo Carmona - Todos los derechos reservados.